Compartí esta nota:

Once victorias, 14 empates y 4 derrotas son los resultados que llevaron a San Martín a cumplir el objetivo de volver a Primera. Ese objetivo que se convirtió en realidad y dejó de ser un sueño.

Finalmente, luego de una dura temporada en la Primera B Nacional, el conjunto de La Ciudadela obtuvo el ascenso a la Superliga Argentina de Fútbol (SAF). El triunfo ante Sarmiento cerró un campeonato en el que el Santo arrancó con altibajos, pero con el correr de los partidos ganó regularidad y peleó en los primeros puestos.

No pudo quedarse con el primer boleto, el del ascenso directo, pero en el reducido fue más que todos sus rivales y cumplió con sus hinchas, esos que tanto merecían una nueva alegría.

Entre Diego Cagna y Rubén Darío Forestello utilizaron 23 futbolistas, incluyendo a Leonardo Sebastián Prediger, el volante que a mitad de temporada se fue a jugar a Tigre. El único jugador que tuvo asistencia perfecta fue Ignacio Arce: el arquero mostró un buen desempeño cubriendo el arco Santo y fue titular en los 29 partidos que jugó el equipo en la temporada.

De los jugadores que no fueron habituales titulares, el que más ingresó desde el banco fue Franco Costa. “Paqui”, que jugó 2 partidos como titular, relevó en 20 oportunidades a sus compañeros, siendo una pieza clave en la levantada del albirrojo en varios cotejos.

El campeonato terminó con Claudio Bieler como goleador del equipo Ciruja. El ariete y capitán (desde la fecha 13) tuvo un segundo semestre implacable, marcando en varios partidos e incluso con tres dobletes (ante Agropecuario y Sarmiento). El primer gol marcado fue en la cuarta fecha del torneo en la visita a All Boys (1-1) y el último en la final de vuelta ante el Verde.

El delantero no sólo se destacó a la hora de definir, también realizó un gran papel en el juego colectivo. Fue el segundo máximo asistidor del conjunto de La Ciudadela, detrás de Matías García (7).

En cuanto a las tarjetas, el futbolista que más recibió fue Lucas Acevedo. El defensor vio la amarilla en 7 ocasiones y la roja en 3. El otro expulsado fue Juan Galeano, en el 0-3 ante Deportivo Riestra.

Si bien los números no son espectaculares, sí alcanzaron para que el Santo vuelva a escribir otra página de gloria en su historia. Y lo hizo como la misma manda: con el corazón.

FUENTE CASM OFICIAL

Compartí esta nota:

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *